La refrigeración a medida: eficiente y competitiva

31 de julio 2020

Cómo la personalización y la innovación pueden marcar la diferencia para las empresas y el medio ambiente

Para una empresa como Tecnopool, que ha creado y está construyendo un gran grupo especializado en toda la cadena del procesamiento de alimentos, el crecimiento no es sólo un objetivo empresarial sino una valiosa ocasión para integrar recursos y nuevos impulsos innovadores.

Un proceso que está impulsando la evolución de la empresa en distintas direcciones, como por ejemplo respecto a la personalización, que siempre ha sido el caballo de batalla de Tecnopool.

El Ing. Michele Capuzzo, una reciente incorporación del sector de investigación y desarrollo, especializado en tecnología de la refrigeración, nos cuenta: “Actualmente personalizar un equipo no implica obligatoriamente un coste mayor. De hecho una interesante labor, que ha sido posible precisamente porque trabajamos cada vez más a nivel de procesamiento integral, ha sido combinar las ventajas de la personalización con las de la estandarización. A simple vista los dos enfoques, estándar y personalizado, pueden parecer opuestos. Sin embargo son completamente compatibles porque personalizar no significa siempre reinventar todo partiendo de cero. Por ejemplo en el caso de la refrigeración hemos analizado nuestros proyectos y concebido un sistema estándar en el que se combinan espirales y evaporadores con un enfoque modular que ofrece varias ventajas.”

De hecho por un lado el diseño más sencillo y la racionalización de la producción permiten ofrecer al cliente un precio más competitivo sin que afecte a la calidad de los equipos; por otro el cliente consigue el equipo más adecuado a sus exigencias productivas que se traduce en un mejor rendimiento y menores costes de conducción de la línea.

“He colaborado durante años con Tecnopool como proveedor – explica el ingeniero – ocupándome de evaporadores, es decir las máquinas de las que depende la refrigeración de proceso. Entré a formar parte de la empresa el año pasado porque creo firmemente que en nuestro sector quien se para está perdido, así que quería ampliar mis perspectivas.

Estoy satisfecho de haber encontrado un entorno que da cabida a las ideas: la vieja guardia, indispensable, está incorporando constructivamente muchos nuevos recursos aportando estímulos en varios frentes. En el fondo nuestro trabajo es un trabajo creativo: cada proyecto es un reto.”

Un reto apasionante que en el ámbito técnico no concierne sólo a los distintos proyectos: disponer de las competencias también conlleva la responsabilidad de buscar una mejora continua de los productos y los procesos sin excluir ningún ámbito, especialmente en un grupo cada vez más orientado al procesamiento integral.

Capuzzo continúa: “Si tenemos en cuenta la tecnología de la refrigeración, tanto para el enfriamiento como para la congelación, hemos dado un salto de calidad competitivo, incorporando en el diseño del equipo el del evaporador, en vez de recurrir a máquinas estándar de proveedores externos o que se diseñe cada vez una máquina específica. Además reducir el consumo de energía con equipos optimizados hace que las empresas sean más sostenibles no sólo económicamente, algo que como es lógico le gusta al cliente, sino también desde el punto de vista medioambiental. Un aspecto que nos importa mucho y que beneficia a la colectividad. Está claro que en un trabajo de este tipo el diálogo abierto y continuo con el cliente es fundamental para proporcionar un asesoramiento realmente ventajoso, no sólo a la hora de diseñar sino también a la hora de gestionar el equipo durante toda su vida útil. A veces un experto de Tecnopool puede dar consejos útiles incluso sobre el uso cotidiano del equipo. Un ejemplo reciente: un cliente nuestro había modificado los ritmos de producción aplicando turnos de trabajo continuos en una línea. Aunque no nos había consultado sobre ello nos hemos dado cuenta de que ese método de trabajo podía afectar al mantenimiento y la eficiencia de la línea, por lo que le hemos aconsejado unos pequeños ajustes del equipo. En realidad, lo que podía ser un inconveniente, ha permitido evitar un derroche de energía y gastos de mantenimiento. Obviamente el emprendedor se ha mostrado muy satisfecho de seguir el consejo que ha significado un gasto mínimo a día de hoy y un gran ahorro en el futuro.”

Casos de asistencia común para una empresa como Tecnopool que por otro lado demuestran que apoyar al cliente es un factor cada vez más decisivo a la hora de elegir un socio para las industrias alimentarias: las competencias adquiridas en la materia pueden ayudar al cliente a entender lo que realmente necesita y cómo conseguirlo, cómo mejorar el rendimiento y el consumo y a la vez ser sostenible y competitivo.